jueves, 31 de diciembre de 2009

EUGENIO NAVARRO – Próxima estación

PRÓXIMA ESTACIÓN

Abrió el paquete tirando con los dientes rompió el plástico lo desgarró como si quebrara un palo contra una piedra pensé que sus dientes serían como rocas enclavadas en un acantilado o bien están al borde de precipitarse al vacío, luego le dio a su compañero de fatigas el paquete abierto y un palito de pan tostado se llevó a la boca y empezó a masticar con dientes torpes quizás su única cena mientras se inclinaba y sin dejar de hablar llenada a su compañero de fatigas el viejo abrigo raído de migas que le caían de la boca escapaban entre sus dientes que como filos enmohecidos asomaban de la negrura de su boca que yo no vi pero intuía mientras leía en mi asiento del vagón de metro trataba de leer pero mi atención ahora se desviaba totalmente fija hacia aquellos dos mendigos que a mi lado hablaban en idioma extranjero mientras comían palitos de pan tostado su única cena quizás y uno a otro se llenaban de deshechos de sus respectivas bocas, uno tenía la dentadura fuerte como un acantilado y el otro una mandíbula débil como un barranco y yo sólo esperaba que se bajaran en la próxima estación para poder continuar la grata lectura del libro que hablaba de no sé qué.

EUGENIO NAVARRO

No hay comentarios: