viernes, 13 de marzo de 2009

Entre el sueño y la vigilia

Idilio en el mar, Joaquín Sorolla, óleo sobre lienzo


Ay,del mar, el  mar sin cesar empezando

P. VALERY


Dicen que cada siete segundos pasa desapercibo un milagro

J. C. MESTRE 



Tras el sueño de la noche

afanoso en búsquedas de un lugar 

he nadado en el océano con ímpetu,

llegando a playas de árboles frondosos

a playas desérticas de arena amarilla, 

he llegado a montañas extrañas, 

a lugares en los que no me deseaba detener

buscaba un sitio para quedarme

y he vuelto una y otra vez al mar como camino.


Aun no ha amanecido y ante un café bien cargado

me mezco entre el sueño y la vigilia.


Lo onírico ha sido real 

como real es ahora una ventana con vistas a la calle.

en que la noche y el día no se han separado aún,

la farolas encendidas de la ciudad dicen que acaba la de noche

la claridad que anuncia el cielo dice que empieza el día.


Un día nuevo en el que late el devenir continuo de la vida

y como el mar, sin cesar empezando

me preparo para lo nuevo ya conocido,

para lo nuevo desconocido

para descubrir el milagro que cada siete segundos sucede.


Un día que enmarco con una estrella de cinco puntas

en el calendario de los 360 días alrededor del sol.


Hoy, un día único para amar.


CRISTINA PUMAR

Febrero 2009


No hay comentarios: