jueves, 18 de diciembre de 2008

último tren


Trece años, dos horas y cuarenta seis minutos

Se acerca sigilosamente como diablo de metal

Sorprende la gracia con que mueve las alas

El pájaro del tiempo en la estación de la vida

Se acerca y lo hace despacio

Entre las horas, el tiempo amanece el espanto.


Despacio calculo el espacio,

Mi tiempo vital lo miden las millas

Donde atraviesa las horas los minutos

El gigante que mide mi tiempo

Y teje mi vida como si fuese un sastre


Donde el abecedario patina despacio

Todos esperamos un desfase un desenlace

Un cambio que invente en nuestras vidas,

Una nueva frase.


En el andén  la cuarta vía  me lleva

A una nueva vida,

Son los hechos de mi vida

De los que yo escapo maltrecho


Un techo entre cortinas

Mi seguridad entre las manos

Del guardagujas

Es mi futuro lo que prima

¿A dónde me dirijo?

¿A dónde voy?

¿Hacia dónde va mi vida?


Al fin llegará el día

Que de entre las vías

Saque una nueva

Una mejor vida


No voy a ninguna parte

Voy directo a China

Qué me importa

Si voy hacia una nueva

Vida


El tiempo consume mi espacio

Los rieles espacian mi vida

Es el traqueteo de un tren TALGO

El que me indica la salida


No pude saber

No conozco

Hacia donde voy

Hacia donde van las vías


Siempre escuche 

que no siempre

Montarte en el tren significa ir a China

Yo pensé que como mucho

a la conchinchina.


hay lugares diferentes,

hay puentes ríos,

aldeas, yo sólo supe,

seguir la vereda,

sin rendir cuenta,

a mi razón, a mi mente,

sólo a mi corazón.


hay un lugar en la vida,

donde lo que te transporta,

es en gran medida,

un medio de vida,

ignore la melancolía,

acuciante en el viaje.

llenos de personajes,

pasajeros en el viaje,

que en un golpe certero,

quizás me lleven a alguna parte.


una explosión de vida en mi sangre,

cada vez que pasábamos por algún pasaje,

una prueba de vida en mi último viaje,

donde llevan las palabras que no suenan,

los trenes que se dirigen hacia ninguna parte,

a algún destino quizás cansino,

quizás emocionante.


en el camino hay amigos que no se pueden olvidar,

es tu billete deprisa lo que te hace razonar,

porque ¿qué pone?, ¿qué dice?

¿dónde voy?¿ a que lugar?

voy donde las palabras suenen a algo más.


sigue ese traqueteo,

sigue y contento espero,

que en mi último viaje,

no tenga que enseñar mi equipaje,       

llevo en él los temores,

de una vida.


la dulzura de ser niño,

en una parte de la vida,

el anhelo de ser hombre,

y por último la realidad,

de ser un triste viejo,

que como de niño,

sigue usando pañales.


En los viajes de mi vida

quise ser, quise algo más,

quise avanzar,

sin embargo esta vez,

quiero ver el final,

vivir mi tiempo,

en el lugar donde termine la vía,

y nunca mirar atrás.


Nunca supe de cuentas,

Ni de derechos reales,

Ni de sentimientos,

ni bagajes culturales.


Sin embargo quise soñar un día,

Con pasar mejor mi vida,

Quise dirigir mi empeño,

Quizás hacia otra vida.


Lo que siempre supe de pequeño,

Es que viajar me gustaba,

Y de mayor quise cumplir mi sueño,

Me llevara a donde me llevara.


ZARA PATRICIA MORA VÁZQUEZ


No hay comentarios: