viernes, 19 de diciembre de 2008

la condena

La habitación oscura

                 

El armario abierto y desordenado

                 

Sucio el suelo

                 

Polvo en los muebles

                

Vacío el pensamiento

                                 ¿Quién te podrá ayudar, miserable?


                

               

La mesa desvencijada


El taburete cojo


La caldera sin llama


Con grasa la vitrocerámica


El frigorífico sin fruta


                                  ¿Quién te ayudará, desgraciado?

                                                                                                             


                                  ¡Dejadme en paz!


ÁLVARO ARROYO


No hay comentarios: